"Basta ya" del Comité de Empresa de RTVCM

Amarillismo y morbo en los informativos de RTVCM

El Comité de Empresa de Radio Televisión Castilla-La Mancha denuncia el tratamiento informartivo amarillista, humillante, hiriente, macabro y desagradable que la cadena está dando a las noticias sobre el crimen ocurrido en la localidad de Cifuentes (Guadalajara), en el que un hombre mató y descuartizó a su mujer.

El colmo de esta actitud ha sido empezar el informativo El Mirador de Castilla -La Mancha, a las 20:00 horas del 11 de noviembre con unas imágenes de carne picada y acompañar la noticia sobre las novedades del caso con una supuesta información en la que se detaballan los cuchillos e instrumentos de corte que utiliza un carnicero (profesión del asesino confeso).

Ni entendemos ni mucho menos compartimos el criterio con el que esta noticia se ha incorporado a la escaleta del espacio informativo.

Este es el resultado de poner en manos de personas que no son profesionales, la televisión de todos. Gente sin ética ni dignidad periodística y que así lo demuestra día a día, gente que piensa que en televisión vale todo como Pilar Labrador, persona a quién se le "ocurrió la pieza", o la actual editora de la tarde Almudena Collado, que la encargó a través de la corrodinadora de Sociedad Marta Valdivieso, al amparo del Director de Informativos José Eduardo Medina, pero todos bajo la única dirección y máximo responsable que es el director de RTVCM Nacho Villa. Todos ellos son responsables, cómplices de manipulación, amarillismo y falta de ética profesional. Recreándose en hechos, que se aproximan a lo más burdo, repugnante y sádico de la especie humana. Tratar y creer que los castellano manchegos aprueban estos hechos, es un auténtico insulto y menosprecio. Pensar que la audiencia nos respalda con estos hechos es una falta total de análisis y autocrítica. Pedimos un cambio de la linea editorail y decimos claro y alto un BASTA YA.

Condenamos, por tanto, la frivolización con la que se tratan los casos de violencia de género y la falta de atención de la cadena a las normas básicas para el tratamiento de este tipo de noticias, recogidas, por ejemplo, en documentos como el de la Federación de Asociación de Periodistas de España (http://www.comisiondequejas.com/Otras_Normas/Recomendaciones/Relacion/Violencia_genero.pdf)