Volatilidad – Definición, comprensión y por qué es importante la volatilidad?

Introducción a la volatilidad

La volatilidad mide la tasa de variación del precio de un valor que se negocia en el mercado de valores. Este cambio es el principal componente del riesgo del que se habla en la inversión y que puede definir la cantidad de dinero que podría ganarse paralelamente a la que se perderá.

Entender la volatilidad

Las fluctuaciones de los precios de los valores en la bolsa son naturales y están dadas. Esta tasa de cambio es la que constituye la mayor parte del riesgo de mercado. Esta medida de cambio es lo que es la volatilidad, que calcula el nivel de cambio, y por lo tanto el riesgo asociado a él. Los cálculos permiten a los inversores y a los operadores evaluar el movimiento del valor con su precio y así predecir posibles tendencias futuras. La volatilidad mide la rapidez con la que se mueven los índices o el mercado, por lo que da una idea general de la cantidad de riesgo.
La volatilidad se mide mediante la desviación estándar, la varianza, los coeficientes beta, los modelos de valoración de opciones, etc. Mediante la medición de la desviación típica, los analistas técnicos tratan de estudiar los posibles precios a los que subirá o bajará el valor o continuará con respecto a su posición actual. Es la raíz cuadrada de la varianza, que también mide la dispersión del precio del valor.
La volatilidad no es un concepto singular; puede calcularse en varios periodos de tiempo como semanal, diario, trimestral o anualmente. La volatilidad histórica mide el rendimiento pasado de los activos y empuja a los analistas a comprobar si los patrones de precios pueden repetirse. Es un tipo de validez común que se calcula para la mayoría de los valores y se expresa en forma de porcentaje. La volatilidad implícita se utiliza en la negociación de opciones para conocer la volatilidad del activo subyacente.
La interpretación de la volatilidad es lo que importa. Si un activo es muy volátil, significa que el activo puede subir a precios más altos y, por lo tanto, conlleva un mayor riesgo. Aunque hay excepciones, depende en gran medida del tiempo que se tome como referencia.

Aspectos destacados de la volatilidad

Un tipo popular de medición de la volatilidad es el que realiza la beta (β). La beta determina la volatilidad global y la relaciona con un índice de referencia relevante para ver cómo se comportan las acciones de forma individual o colectiva.
Los factores que afectan a la volatilidad son las condiciones actuales del mercado, como la oferta y la demanda de valores, los factores geopolíticos, los factores socioeconómicos, etc. y la fecha de vencimiento de un contrato de opciones en el comercio de opciones.

Deja un comentario