Principio de Pareto – Definición, últimas noticias y por qué es importante el principio de Pareto?

Introducción

El principio de Pareto, conocido popularmente como la regla del 80/20, afirma que para muchos casos, aproximadamente el 80% de los resultados provienen del 20% de los factores. En general, el Principio de Pareto es la estrategia (no la ley) que afirma que la mayoría de las cosas en la vida pueden no estar distribuidas de forma uniforme.

Puede significar cualquiera de las siguientes cosas:

  • El 20% de la entrada crea el 80% del resultado
  • El 20% de los clientes genera el 80% de los ingresos
  • El 20% del total de trabajadores produce el 80% del resultado
  • El 20% de las características causan el 80% del uso

Uso del principio de Pareto

El principio de Pareto es generalmente utilizado por las empresas para identificar los productos/servicios más potenciales, que pueden generar una parte significativa de los ingresos/ganancias/crecimiento. También es útil para determinar en qué áreas hay que concentrar las energías y los recursos para conseguir la máxima productividad.

Utilizando la regla del 80/20, los empleados priorizarán sus tareas para concentrarse en el 20% crucial que producirá el 80% de los resultados. Asimismo, es fundamental utilizar el Principio de Pareto para clasificar las causas de la improductividad en el trabajo. Los gestores pueden utilizar la regla del 80/20 para determinar el 20% de las causas que provocan el 80% de la improductividad y, a continuación, tomar las medidas adecuadas para resolver los problemas que la provocan.

En función de los objetivos de la empresa, se puede utilizar el principio de Pareto para decidir en qué sentido hay que centrar los esfuerzos y el dinero en el 20% de los empleados que producen la mayor parte de los ingresos. Además, el principio puede utilizarse para mejorar las habilidades del 80% de otros empleados que tienen dificultades para vender.

El Principio de Pareto también sugiere que el grueso de las ventas procede de una pequeña proporción del total de clientes. Por lo tanto, sólo unos pocos productos o servicios son los que generan la mayor parte de las ventas.

Conclusión

El principio de Pareto no es una estrategia para erradicar el aspecto no crítico de una situación determinada. Es un principio básico que ayuda a transferir la atención a las áreas que tendrán un gran impacto en el objetivo final y producirán los mayores resultados.

Deja un comentario