Índices de crecimiento – Definición, qué es el índice de crecimiento y cómo funciona el índice de crecimiento?

Qué hace la tasa de crecimiento?

La tasa de crecimiento es el cambio en el porcentaje de una variable específica dentro de un período de tiempo determinado. En términos de inversiones, la tasa de crecimiento se describe como la tasa anual compuesta de crecimiento de una empresa a lo largo de las ganancias, los ingresos, los dividendos, así como conceptos, como las ventas al por menor y el producto interior bruto (PIB).

Básicamente, la tasa de crecimiento es una métrica que se utiliza para expresar la variación anual de una variable, representada en porcentaje. Por ejemplo, la tasa de crecimiento de una economía es la tasa de variación anual del PIB del país -aumento o disminución. Esta tasa representa la expansión o la recesión de la economía, respectivamente.

Además, si la renta del país cae durante dos trimestres consecutivos, se dice que el país está en recesión. Si la renta del país crece durante dos trimestres consecutivos, se dice que está en expansión.

Tipos de tasas de crecimiento

1. Tasa de crecimiento de la industria
Cada industria tiene su propia tasa de crecimiento y su propio punto de referencia con el que se compara el crecimiento de la industria específica para medir el rendimiento. La industria tecnológica tendrá una tasa de crecimiento anual elevada en comparación con una industria madura, como el comercio minorista. Las empresas pueden utilizar estos puntos de referencia para comprobar su posición en relación con la de sus pares.

Una forma de estimar la tasa de crecimiento futura de un sector es analizar las tasas de crecimiento históricas. Sin embargo, esta escala no es muy fiable porque las condiciones industriales y económicas están sujetas a cambios y pueden ser cíclicas.

2. Tasas de crecimiento de empresas e inversiones
La dirección de una empresa, los inversores y los analistas se fijan en los índices de crecimiento de la empresa de forma periódica para evaluar la situación de la empresa en el futuro. Por lo general, se analizan factores como las ventas, los beneficios y el flujo de caja de la empresa.

Sin embargo, los inversores se adentran en el análisis de métricas, como la relación precio-beneficio y el valor contable, para evaluar la tasa de crecimiento de la empresa. Las empresas públicas publican las cifras relacionadas con las ganancias, los ingresos y la tasa de crecimiento en su informe trimestral de resultados.

Deja un comentario