Gentrificación – Definición, comprensión y funcionamiento?

Introducción

La gentrificación se caracteriza por transformar un barrio, de bajo a alto valor, contribuyendo a una comunidad. La gentrificación suele considerarse una fase de crecimiento urbano en la que una comunidad o parte de una ciudad crece rápidamente en un corto periodo de tiempo. Este ciclo también se caracteriza por los elevados precios de la vivienda y la reubicación de los antiguos habitantes del barrio.

Contras de la gentrificación

La gentrificación es un tema social dinámico que tiene tanto beneficios como desventajas. Las familias jóvenes agradecen la oportunidad de comprar viviendas de precio moderado en una comunidad sana, con infraestructuras sólidas y una amplia gama de comodidades y servicios.

Además, los municipios y las comunidades locales se benefician de la subida de impuestos por el aumento del precio del suelo y la mayor actividad económica. Sin embargo, los residentes originales de los barrios también se ven desplazados de la propia comunidad que ayudaron a crear debido al aumento de los alquileres y del coste de la vida.

Cuáles son las causas de la gentrificación?

– Mercados de la vivienda ajustados: Las complejidades del mercado de la vivienda desempeñan un papel crucial en el desencadenamiento de la gentrificación y pueden variar de un lugar a otro.

– Rápido crecimiento del empleo: El rápido crecimiento del empleo fomentará el aburguesamiento tanto en el centro de una ciudad como en su periferia.

– Preferencia por las comodidades de la ciudad: Algunos grupos étnicos han tendido históricamente a vivir en comunidades urbanas debido a las comodidades, como centros culturales, una plétora de restaurantes y tiendas interesantes, una vida callejera animada y la diversidad de la población.

– Aumento de la congestión del tráfico: Cuando las poblaciones urbanas crecen y las infraestructuras envejecen, el aumento resultante de la congestión del tráfico y de los tiempos de desplazamiento al trabajo provocará el aburguesamiento, junto con el consiguiente deterioro de la calidad de vida.

– Políticas públicas focalizadas: Varias ciudades están aplicando políticas de revitalización, que incluyen incentivos fiscales, programas de vivienda asequible y recursos para el desarrollo económico local que ofrecen oportunidades para que las familias de ingresos medios y altos se trasladen a los barrios en dificultades, o para que los residentes originales mejoren su vivienda.

Deja un comentario