Fraude en los seguros: definición, comprensión y importancia del fraude en los seguros?

Introducción

El fraude al seguro es un acto ilegal por parte del comprador o del vendedor de un contrato de seguro. Por ejemplo, un vendedor puede vender pólizas de compañías inexistentes, no presentar las primas y churnear las pólizas para ganar más comisiones. Del mismo modo, un comprador puede falsificar el historial médico, exagerar las reclamaciones, fingir una muerte o un secuestro y asesinar.

Qué es el fraude en los seguros?

El fraude al seguro es un intento de explotar un contrato de seguro. Los seguros están pensados para proteger de los riesgos, no para servir de vehículo para enriquecer al asegurado. Aunque el fraude al seguro por parte del emisor de la póliza se produce, la mayoría de los casos tienen que ver con el intento del asegurado de recibir más dinero exagerando una reclamación. Una desventaja de los seguros es que el aumento del coste de los mismos es repercutido por la aseguradora a los clientes.

Tipos de fraude al seguro

El fraude a las aseguradoras con los automóviles incluye deshacerse de un vehículo y luego alegar que fue robado para recibir el pago de una indemnización o un vehículo de sustitución. El vehículo puede ser vendido en secreto, abandonado, destruido intencionadamente o empujado a un río o lago. Entonces, el propietario del vehículo puede alegar que el vehículo fue robado.

El propietario de un vehículo puede querer reducir las primas utilizando una matrícula falsa. Considere que vive en una localidad que exige una prima más alta; las primas se designan en función de un mayor índice de robos en el barrio o por alguna otra razón. Por ello, puede intentar matricular su vehículo en una localidad diferente para reducir las primas.

En el ámbito de la sanidad, los fraudes a los seguros se describen como un acto intencionado de engaño, ocultación o tergiversación de información para conseguir que se paguen prestaciones sanitarias a un individuo o a un grupo. Los fraudes a los afiliados pueden ser el fraude en la prescripción de medicamentos, la ocultación de enfermedades preexistentes, la reclamación en nombre de afiliados que no reúnen los requisitos necesarios, la no revelación de que la causa de una lesión está relacionada con el trabajo.

Deja un comentario