Fondo híbrido – Definición, qué es el fondo híbrido, ventajas del fondo híbrido y últimas noticias

Introducción

Para ganar en diversificación y reducir la posibilidad de una concentración, los fondos híbridos invierten tanto en instrumentos de deuda como de renta variable. Una mejor combinación de ambos proporciona mayores rendimientos que un típico fondo de deuda, aunque no es tan arriesgado como los fondos de renta variable. La elección de un fondo híbrido depende de sus preferencias de riesgo y de su objetivo de inversión.

Los fondos híbridos pretenden conseguir un crecimiento de los activos a largo plazo y producir ingresos a corto plazo mediante una cartera equilibrada. El gestor del fondo distribuye su dinero en acciones y deuda en proporciones variables en función del objetivo de inversión del fondo. El gestor del fondo puede comprar/vender valores para aprovechar los movimientos del mercado.

Entendiendo

Los fondos híbridos se consideran una opción más segura que los fondos de renta variable. Tienen una rentabilidad superior a la de los fondos de deuda real y son habituales entre los inversores conservadores. Los inversores en ciernes que deseen exponerse a los mercados de renta variable podrían invertir en fondos híbridos. La presencia de componentes de renta variable en la cartera ofrece la posibilidad de obtener mayores rendimientos.

Al mismo tiempo, el componente de deuda del fondo proporciona un colchón contra las fluctuaciones extremas del mercado. De este modo, se obtienen rendimientos estables en lugar de un agotamiento total que podría producirse en el caso de los fondos de renta variable pura.

Tipos

Los fondos híbridos se clasifican además según la distribución de su dinero. Algunos fondos híbridos tienen una mayor asignación de renta variable, mientras que otros atribuyen más a la deuda. Echemos un vistazo más a fondo:

a. Fondos híbridos orientados a la renta variable

Si el gestor del fondo invierte más del 65% de los activos del fondo en renta variable, y el resto en deuda e instrumentos del mercado monetario, se denomina fondo orientado a la renta variable. El componente de renta variable del fondo se compone de acciones de empresas de distintos sectores, como el de bienes de consumo, el financiero, el sanitario, el inmobiliario, el automovilístico, etc.

b. Fondos equilibrados orientados a la deuda

Un fondo híbrido se considera orientado a la deuda si el gestor del fondo asigna más del 65% a instrumentos de deuda. La parte de deuda del fondo es la inversión en instrumentos de renta fija, como títulos públicos, obligaciones, acciones, letras del tesoro, etc. Una parte del fondo también se invertiría en efectivo y equivalentes de efectivo, en aras de la liquidez.

c. Planes de ingresos mensuales

Son fondos híbridos que invierten principalmente en instrumentos de deuda. En general, un plan de renta mensual (MIP) tendría una exposición a la renta variable del 15-20%. Este plan le permitiría obtener mayores rendimientos que los fondos de deuda habituales. Los PIM proporcionan una renta constante al inversor en forma de dividendos. Los inversores pueden elegir cualquier frecuencia de pago de dividendos, i.e. puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Deja un comentario