Financiación del comercio – Definición, qué es la financiación del comercio y cómo funciona la financiación del comercio?

Introducción

Los productos e instrumentos financieros que una empresa utiliza para apoyar el comercio internacional se denominan financiación comercial. La financiación del comercio facilita a los exportadores e importadores sus transacciones comerciales y empresariales sin problemas.

La financiación del comercio es un término amplio que abarca varios productos financieros que las empresas y los banqueros utilizan para que las transacciones se realicen sin problemas.

Entender la financiación del comercio

El ala funcional de la financiación del comercio es hacer que un tercero realice las transacciones para eliminar el riesgo que conlleva el suministro y el pago. La financiación del comercio ofrece a los exportadores un medio para recibir los pagos según lo previsto en el acuerdo cuando el importador recibe un crédito para poder hacer frente a su pedido.

Algunas de las partes que suelen participar en la financiación del comercio son los bancos, las compañías de seguros, los exportadores e importadores, las empresas de financiación del comercio, las agencias de crédito que participan en el negocio de la exportación y los proveedores de servicios.

El concepto de financiación del comercio varía mucho de la emisión de créditos y la financiación tradicionales. La financiación ordinaria se utiliza para gestionar la liquidez o la solvencia, mientras que la financiación comercial no señala esencialmente una falta de liquidez y de fondos por parte del comprador.

La financiación del comercio se utiliza más bien para salvarse de los riesgos que prevalecen en las actividades comerciales internacionales. Los riesgos que conlleva son el movimiento de los tipos de cambio, los cambios políticos, el impago de las cuotas, etc.

Reducción del riesgo

Si no existiera la financiación del comercio, una organización podría no realizar los pagos a tiempo, lo que supondría la pérdida de un valioso cliente. Esto puede provocar grandes pérdidas a la empresa.

Contar con opciones, como las facilidades de crédito que son revolventes y las cuentas por cobrar, no sólo ayudará a las organizaciones en las transacciones comerciales internacionales, sino que también las mantendrá en pie en momentos de crisis financiera.

Deja un comentario