BEPS ( Erosión de la base y traslado de beneficios )

08 minutos de lectura.

La erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS) indican las estrategias de evasión fiscal que emplean las empresas multinacionales (EMN) para reducir sus bases imponibles. Normalmente, una empresa tiene que pagar impuestos por los ingresos o beneficios que obtiene. En los últimos tiempos, las multinacionales están desarrollando sofisticadas y refinadas prácticas de planificación fiscal para evitar el pago de impuestos mediante el traslado de sus ingresos/beneficios a otros países, especialmente a los paraísos fiscales. Estas prácticas erosionan la base fiscal.

Para el gobierno, la base imponible son los ingresos o beneficios obtenidos por las empresas. Los impuestos se recaudan en forma de porcentaje sobre estos ingresos/beneficios. Una vez que estos ingresos/beneficios se trasladan a otro país o paraíso(s) fiscal(es), la base imponible se erosiona, y la empresa no paga ningún impuesto al país que genera los ingresos.

Como resultado de esto, el gobierno se encuentra en un aprieto ya que sus ingresos por impuestos se reducen. Existe una creciente preocupación con respecto a las graves pérdidas de ingresos fiscales debidas a BEPS. Estos obstáculos dieron lugar al lanzamiento del proyecto BEPS por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE ha diseñado un plan de acción de 15 puntos para atajar este problema de traslado de beneficios.

Qué es el proyecto BEPS-OCDE?

Cuando las multinacionales aprovechan las lagunas y desajustes presentes en los sistemas fiscales de varios países, los ingresos fiscales de los gobiernos se reducen. Hoy en día, las empresas operan a nivel mundial, por lo que todos los gobiernos respectivos deben actuar juntos para restablecer la confianza en los sistemas fiscales nacionales e internacionales para garantizar una competencia leal. Todos los países afectados podrían unirse al G-20 y a los países miembros de la OCDE en igualdad de condiciones para aplicar el paquete BEPS. Podría ayudar:

Países con déficit fiscal

Cada país puede gravar la cadena de suministro de forma diferente. Sin embargo, a pesar del creciente entorno empresarial digital en todo el mundo, las recomendaciones de la OCDE destacan la importancia de asignar los beneficios a la ubicación donde se tiene sustancia real, incluyendo tanto los activos tangibles como las personas que realizan activamente las operaciones comerciales. Este cambio de enfoque puede provocar un cambio en cómo y dónde se gravan los ingresos. Reducirá el déficit fiscal global al que se enfrenta un país debido a las lagunas de su estructura fiscal.

Un entorno estricto y una mayor atención a la participación de las empresas

La información empresarial se divulgaría y sería accesible a través de los intercambios automáticos de información. Esta información se pondrá a disposición de las autoridades fiscales allí donde la empresa tenga presencia. Las empresas tendrían que explicar claramente a las autoridades la necesidad y la finalidad operativa de los acuerdos comerciales, que podrían incluir ventajas fiscales.

Requisitos de información

Los nuevos requisitos de información para las grandes empresas harían que la información financiera y fiscal detallada, país por país, fuera visible para varios ojos y posiblemente no sólo para las autoridades fiscales. Además, la cantidad de datos divulgados sería mucho mayor de lo que las empresas están informando actualmente. Por lo tanto, la carga de cumplimiento crecería sustancialmente.

Cuáles son los retos para las empresas?

Para las empresas, el proyecto BEPS ayuda a medir la necesidad de un cambio de comportamiento, a todos los niveles.

1. Las administraciones tributarias no sólo introducirán medidas más estrictas y buscarán restringir los beneficios de los tratados fiscales, sino que también examinarán los acuerdos que, en su opinión, carecen de sustancia o tienen un propósito comercial real. Los grupos empresariales tendrían que remodelar los modelos de negocio y podrían tener que adoptar las prácticas para evaluar su posición en el nuevo entorno.

2. La mejora de la transparencia es uno de los objetivos clave del marco BEPS. Esto conlleva nuevas obligaciones de información, como la presentación de informes país por país (CbCR). La transparencia también significaría anticipar los resultados de la información adicional que se requiere. Dichos requisitos podrían dar lugar a más desafíos en materia de precios de transferencia o incluso podrían causar una publicidad adversa.

3. A medida que se acelera la aplicación de BEPS, las empresas necesitarán cada vez más seguir de cerca cómo les afectarán los cambios en las prácticas de precios de transferencia y las leyes nacionales, así como los tratados de doble imposición revisados. Todos estos cambios requerirían la asignación de más recursos para la función fiscal. Una reacción bien ejecutada y oportuna a las nuevas medidas no sólo evitaría dificultades, sino que garantizaría que las empresas estuvieran mejor situadas para gestionar las cargas fiscales y pudieran tener modelos operativos más rentables y racionalizados.

BEPS y la India

La participación de la India en la iniciativa BEPS ha sido intensa. La India ha formado parte del foro en la elaboración de planes de acción, y también de varios grupos de trabajo, comités y grupos de trabajo que se crearon para examinar diferentes aspectos de estos planes de acción.

Tras la publicación de los resultados finales de BEPS, varios funcionarios del Gobierno indio han participado activamente en varios foros públicos y han hecho declaraciones a la prensa sobre las opiniones del Gobierno indio. Esto ofrece una valiosa perspectiva sobre la posible transformación de un régimen fiscal que podría estar a punto de producirse debido al proyecto BEPS, y sobre la forma en que el Gobierno pretende abordarlo.

La India está siguiendo activamente la iniciativa BEPS y se ha mostrado activa a la hora de introducir las modificaciones en su legislación nacional e intentar que el marco fiscal esté en consonancia con la normativa BEPS. Hay una serie de propuestas en la Ley de Finanzas de 2016 que están influenciadas por las recomendaciones de BEPS. Algunos de ellos incluyen la aplicación de:

1. Fichero maestro y notificación país por país (CbC)

2. Régimen fiscal del Patent Box con respecto a los ingresos por cánones

3. Como se mencionó anteriormente, la India es un contribuyente clave a los planes de acción de BEPS y ya ha implementado algunas de las recomendaciones de BEPS a través de enmiendas en la legislación fiscal nacional, como CbCR, capitalización delgada, ajustes secundarios, etc.

Conclusión

La respuesta a la BEPS debe gestionarse de forma ordenada y por etapas y necesitaría una planificación oportuna y proactiva. Las empresas deberán tener en cuenta el posible impacto de BEPS en su actual planificación fiscal y prever diferentes escenarios para su aplicación.

Deja un comentario