El Comité de Empresa de CMT rechaza el nombramiento del número dos de RTV Castilla-La Mancha

La recién nombrada Directora de Recursos Humano de RTVCM, Begoña Delgado, ha anunciado al Comité de Empresa de CMT el nombramiento de Francisco Médel como nuevo Secretario General de RTVCM, cargo que no ha existido los últimos cuatro años, y el de Jesús Sánchez como Director Técnico de RTVCM.

Se da la circunstancia que Francisco Médel, que fue ascendido durante la etapa de Nacho Villa al cargo de Director Técnico de RTVCM, es el responsable de actuaciones muy graves contra los derechos de los trabajadores en el ejercicio de su anterior cargo y durante la celebración de las recientes jornadas de protesta contra la gestión de Nacho Villa. Por esos motivo, el Comité de Empresa de CMT y los demás representantes sindicales del ente Público y RCM pidieron el pasado 25 de agosto a la actual dirección de RTVCM la apertura de un expediente disciplinario a éste y otros tres miembros del anterior equipo de Dirección: el también ascendido Jesús Sánchez, Luis Vicens (director financiero ya destituido) y Marta Ponos (responsable del departamento jurídico).

La petición de apertura de expediente por la comisión de faltas muy graves está fundada, en el caso de Francisco Médel, en el acoso ejercido sobre trabajadores de su departamento. De hecho, esa petición ya se había hecho en el mes de junio de 2014 a la anterior Dirección de la empresa, obteniendo de ella la misma indiferencia que con los actuales responsables de RTVCM. La apertura de expediente y consiguiente depuración de responsabilidades tiene, además, un sólido fundamento en la reciente sanción por falta muy grave que impuso la Inspección de Trabajo a esta empresa por vulnerar nuestros derechos obstaculizando la entrada a los centros de trabajo de los asesores sindicales, ya que ese directivo era responsable directo del control de acceso a las instalaciones de RTVCM.

No sólo eso, durante los días de la huelga, Francisco Médel amedrantó de forma reiterada a los trabajadores y sus representantes, impidiendo el ejercicio de las libertades públicas y derechos sindicales reconocidos. Este directivo es el responsable de la retirada de pancartas del centro de trabajo, del intento de impedir la difusión de nuestras reivindicaciones mediante el uso de un megáfono, y de las constantes presiones a los trabajadores concentrados a las puertas de RTVCM para que se retirasen.

El Comité de Empresa de CMT considera inadmisible el nombramiento  de esa persona como número 2 en el escalafón de responsabilidades de la RTV pública de Castilla-La Mancha. En nuestra opinión, carece de toda justificación que se premie con un puesto de tan alto nivel a una persona que ha dado sobradas muestras de que no respeta los derechos constitucionales de esta plantilla y que, además, cuenta con el rechazo de la mayoría de nuestros compañeros por los motivos anteriormente expuestos. RTVCM es una empresa pública y, por lo tanto, de todos los castellano-manchegos, por lo que no sólo es exigible la mayor transparencia en las decisiones que se toman, sino que deben hacerse con escrupuloso respeto a los principios del Estado de Derecho.

Comité de Empresa CMT